Oficios enlaguna

 

El guarda de los cerdos

"Yo, Juan Antonio Díez hago postura a la guarda y custodia de todos los cerdos que los vecinos de esta villa tienen y puedan tener tanto grandes como pequeños pastando y apacentándolos por el campo y sus baldíos y rastrojos desde este día... hasta el día de San Miguel de septiembre... también la hago a guardar las caballerías de menor de huelga, estas hasta primero de mayo... y se me ha de dar por mi trabajo por cada mes y cerdo dos reales pagados mensualmente, que les echen o que no, que así es la condición; y por las caballerías de menor de huelga dos reales por cada una y en cada un mes, y por las de trabajo un cuarto el día que las echaren y en cada uno y por cada una y de otro modo a dos reales por mes.
...a once de febrero de mil ochocientos y siete."
El concejo público admitió la postura, pero rebajó las condiciones, imponiendo las siguientes: todos los cerdos y buches se echarán al guarizo, y se guardarán hasta San Miguel; y se le ha de dar al guarda a 15 cuartos por cada cabeza, aunque no los echen, y no a dos reales como pedía; y lo demás como se establecía en la postura.

Año 1807.

Texto: El Cronicón de Laguna, J. Palomar.

 

Volver