Enlaguna

Noticias   El Cronicón  Laguna verde  El bordillo  Tablón de anuncios  Tradición y folclore  Informes  Nuestra escuela  Publicaciones

Tradiciones vivas


La hoguera de San Juan


Recientemente, se ha recuperado una antigua tradición lagunera que se había perdido por completo. A buen seguro, los promotores de la idea, la Asociación de vecinos de la Nava, no conocían de la existencia de esta ancestral tradición. Un documento descubierto recientemente y publicado en el Cronicón de Laguna ha puesto de manifiesta la gran antigüedad de esta costumbre de encender los mozos una hoguera en la noche más corta del año. El documento en cuestión, que relata el incendio del ayuntamiento provocado por la hoguera de San Juan, dice lo siguiente:

A las doce de la noche del día veinticuatro de junio de 1667, un incendio se declaró en la casa del concejo en la Plaza de Abajo. La casa del Concejo, donada por la familia de los Alonso Monsarabe, emigrados a Andalucía hace quince años, ha venido sirviendo en los últimos tiempos como casa de reuniones del Concejo y , así mismo, como lugar de celebración de los cabildos de las cofradías laguneras.
El escribano del pueblo, Juan Manuel de Dios, dio cumplida relación de lo sucedido en un minucioso informe que rezaba así:
"...siendo como a las doce de la noche, oí yo, el escribano, tocar a fuego, y habiendo acudido a la plaza de abajo, vi se estaba quemando la casa solariega de los Alonso Monsarabes, la cual había donado Don Francisco Alonso Mosarabe, último poseedor de ella, al concejo y vecinos de este lugar cuando se marchó hace quince años a los reinos de Andalucía, para que alli hiciesen los concejos y juntas de cofradías. Y habiendo acudido a morir el fuego... (sigue relación de vecinos que acudieron a sofocar el fuego)... y le apagar y llevar agua y habiendo entrado dentro, sólo pudieron sacar los asientos que había en el salón donde se hacen las juntas de Cofradías y Concejos y así mismo sacaron fuera el cuadro de pergamino que estaba colgado en dicho salón por estar pintado en él el escudo de armas que toca a la casa de los alonsos y monsarabes..."
El fuego duró toda la noche y todo el día siguiente, sin que los vecinos abandonaran las labores de extinción; "...y no lo pudieron apagar por el mucho viento aborrascado que andaba, que la encendía más sin poderlo remediar, se vio caer del todo la dicha casa...". Finalmente, no quedó una pared en pie, las paredes, de cal y ladrillo dieron al traste, salvándose sólo el arco de la puerta de la entrada "...donde estaba estampanado el escudo más viejo de las armas de la dicha casa, el cual dicho arco quedó en pie por ser de piedra, y las tapias de los corrales de ella muy mal aparatadas, con bastante sentimiento de los vecinos por no tener ahora donde se juntar ."
Las pesquisas ordenadas por el señor alcalde dieron como conclusión, respecto al origen del fuego, que fueron las hogueras de los mozos en la noche de San Juan las que provocaron la desgracia. Según relata el escribano, "...se pudo causar de las hogueras que habían puesto los muchachos en la dicha plaza hoy día de la fiesta de San Juan Bautista, según costumbre, y que la ventisca que se levantó llevó las chispas y prendieron en las maderas viejas de la dicha casa y como tan antiguas y secas se encendieron".

La hoguera actual se prende en la explanada de la plaza de toros y el personal aprovecha para quemar sus muebles viejos.

El Cronicón de Laguna, J. Palomar.

Más tradiciones